‘Los Vengadores’ o la supersecuela

Posted on 6 mayo, 2012

4



Lo que ha hecho Joss Whedon en (o con) ‘Los Vengadores’ no es no-cine, pero coquetea con el concepto. Demasiado.

Como película-secuela, es la definitiva. Porque no es prolongación de una, sino de cuatro películas a la vez. Una incluso con su propia secuela “individual”. Los superhéroes protagonistas de ‘Los Vengadores’ no tienen un pasado común que haya que conocer, sino pasados independientes y propios que Whedon deja claro que hay que controlar para comprender muchas cosas de su película.

Pero si uno decide no hacerlo (no ver lo anterior, no entender al 100% lo actual, no entrar en el juego) tampoco pasa nada. Como espectáculo maximalista y apabullante, ‘Los Vegadores’ funciona de maravilla. Lo tiene todo: cosas enormes, cosas enormes que vuelan, cosas enormes que vuelan y que explotan. Y sale la Johansson (que ni es enorme, ni vuela, ni explota). ¿Quién da más?

‘Los Vengadores’ es una película de acumulaciones. De estrellas, dignas o improbables, de millones de presupuesto, de alucinantes efectos especiales y de todo. Más es más y demasiado es poco. Y nada de mezclar churras con merinas o (versión “buena”) darle al conjunto entidad propia, no. La secuela “cuatro por el precio de una (bueno, de dos, que esto es muy caro)” que es ‘Los Vengadores’, no sé si de manera irónica o no, mantiene en compartimentos estancos las personalidades de sus películas y personajes generadores. El aire manga y socarrón de ‘Iron Man’, el vintage fallido de ‘Capitán América’ (Chris Evans es tan guapo como mal actor), la ridiculez sin sentido de ‘Thor’ (¿qué hemos hecho -mal- para merecer a Chris Hemsworth?) o la necesidad de que a Hulk lo interprete alguien que no sea Eric Bana, da igual quien. Que tantas acumulaciones no se desborden es quizá el mayor mérito de una película que, por lo demás, no deja de ser un poco lo de siempre o, como mínimo, lo que nos esperábamos. Cero sorpesas, cien por cien fiabilidad, olvidable en veinte minutos. Siguiente paso: ‘Los Vengadores 2’. Todos corriendo al cine a verla. Bingo.

‘Los Vengadores’ está escrita con el talento de quien ha interiorizado el lenguage del comic, interpretada por tipos que se las saben todas delante de un chroma y producida con una abundancia de medios tal que es imposible no quedar boquiabierto ante determinadas imágenes, aunque no sean sino otras que ya habíamos visto, corregidas y aumentadas hasta alcanzar la perfección. También está dirigida (o montada, no sabría decir) de manera imperdonablemente chusca en algunos momentos, artificialmente “adaptada” para todos los públicos (ese Tony Stark que no suelta ningún taco) y reformateada en 3D de manera casi grosera. Es una supersecuela que no deja secuelas. Como cine infantil para adultos, es perfecta. Pero eso no quiere decir que sea buena. Ni muchísimo menos.

Anuncios
Etiquetado: ,
Posted in: Uncategorized